MAÑANA

Mañana empiezo de nuevo este círculo vicioso, del que sólo hay una manera de salir...por lo tanto seguiré en él hasta que mis fuerzas aguante.
Hoy he salido para entregar unos papeles en la Delegación de Hacienda. Es curioso que  con todos los años que llevo trabajando en la Administración, lo inútil e ignorante que me he encontrado como simple usuaria. Me encuentro muy débil, y me he ido encontrando cada vez peor, pero la cuestión es que debía obligatoriamente llevar esos papeles, y no tenía a nadie que pudiera llevarlos por mí. Eso me produce cierta inquietud en lo que pudiera acontecer en un futuro próximo, pero es mejor dejar esos pensamientos para cuando lleguen las circunstancias. Si, siempre aparecen ideas negativas, no aparecen de manera continua, surgen en momentos aislados mientras caminas y dejas de pensar en lo que tienes que hacer, cuando aparece un dolor inesperado en tu cuerpo, simplemente cuando dejas libre tu mente, ella sola busca su confortabilidad en la enfermedad, en el Cancer . Es una mochila de la que no puedes desprenderte y vivir con ella es asumir no sólo los aspectos físicos, sino también los aspectos mentales, y la capacidad de crear un mundo nefasto, negro y abominable. La positividad en la vida es lo único que puede contrarrestarla, pero nunca la elimina.
Hoy me siento muy cansada, sigo el tratamiento con antibióticos que el médico me recalcó que debía tomar la caja entera ¡y es tan grande!. Por esto tengo algo de miedo a mañana. Es diferente a las otra veces, va más allá de las mariposas del estomago, es la simple intranquilidad de que mi debilidad junto a los medicamentos de la quimio van a darme unos efectos más negativos que los usuales. Y al final, lo de siempre cuando no terminas de una empiezas con otra.
Hoy he venido pensando, cuando caminaba con tanta dificultad y debilidad, lo que ha cambiado mi cuerpo, la pérdida de lozanía, de fortaleza, la agilidad. Hoy estoy muy cansada, apenas he podido subir las escaleras, porque aunque tengo ascensor me obligó siempre a usarlas ( vivo en un primero, si es un segundo las sube Rita la Cantaora) esté en la situación que este. Es también un ejercicio mental porque obligó a mi cuerpo físico a ir más allá de lo que puede. Lo hago muy a menudo, en mi casa me riñen mucho por ello, pero mientras pueda seguiré. Pero estoy preocupada, con lo débil que estoy no quiero sentirme peor. Pero es lo que hay, tenemos que seguir adelante, es una lucha sin fin, hecha de mil batallas, algunas más fáciles y otras te hunden en el barro de la desesperacion. Pero seguiré de pie, de rodillas, da igual, seguiré luchando. No tengo ganas a que llegue mañana, pero ya está ahí. Afrontémoslo y sigamos adelante.
Un día más, cansada y débil, no he visto el sol, pero sé que está ahí, y aunque mañana este nuboso, llueva, truene, el sol estará y alumbrará mi día,y me dará las fuerzas necesarias para un día más y los muchos que me han de llegar. Mañana, querido sol seguiré esperándote.

Entradas populares

LA CAIDA