CANSADA

Hoy día de la Madre Tierra, me siento como Ella, agotada, herida, dañada, lentamente muriendo, y sólo viviendo del deslumbrante sol de la mañana. Su futuro es tan incierto como la vida que me espera, y al final será Ella la que me recueste en su seno , y entonces Tierra Bella seré parte de ti, pero contemplando el futuro que te espera, no dejare de sufrir porque yo ya seré Tú y Tú seguirás sufriendo.

El cansancio hace mella en el pensamiento, por eso dejo este poema en homenaje a nuestro más insigne escritor. Soy muchas cosas, y creo conocerme bien a mí misma, y si algo determina lo que soy es el amor a la lectura, y quizás este halo dramático que tildo de mala fortuna, como la del poeta que se menciona en la novela:

Busco en la muerte la vida,
salud en la enfermedad,
en la prisión libertad,
en lo cerrado salida
y en el traidor lealtad.
Pero mi suerte, de quien
jamás espero algún bien,
con el cielo ha estatuido
que, pues lo imposible pido,
lo posible aun no me den.
Capítulo XXXIII El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha
Miguel de Cervantes

 

Entradas populares

LA CAIDA