ABRIL

Este mes que comienza hoy es especial. Las dos veces que he iniciado mi aventura en la lucha contra el Cancer ha coincidido en este mes tan señalado  para esta ciudad. Sevilla es bella en abril, y el maravilloso olor a azahar que inundan cada rincón de la misma la hace más hermosa.
Hoy es el día después, pero me he levantado muy bien. He decidido que voy a tomar las riendas de mi dolor. Y no me refiero a medicinas naturales y tratamientos homeopáticos, me refiero a saber administrar el dolor en mi mente, y medicarme estrictamente lo necesario. Para ello debo estar en condiciones físicas medianamente aceptables, y si bien hoy me lo he tomado completamente relajado,  intentaré no pasar ni un día sin darme el paseo correspondiente. 
El día de después ha pasado y aunque bullen en mi cabezas muchas ideas, hoy dejare cerrado el baúl de mis pensamientos. Hoy ha sido un día más, con un sol radiante que mañana volverá a salir más radiante aún.

Entradas populares

LA CAIDA