viernes, 20 de mayo de 2016

SILENCIO

Hoy escribo más tarde, esperando que pasara el día, expectante a que algo ocurriera... y nada. Un día magnífico, con fuerza, más ágil que otras veces, mientras que ayer apenas tenía fuerza .  Es la montaña rusa de mi vida. Seguiremos adelante.
Y en el deseo de que nada cambie, que se mantenga este instante infinito, dejo mis pensamientos en silencio, busco el sueño plácido y anhelo un despertar hermoso.