EGOÍSMO

"Cae el sol
canta el viento
sigue viviendo"
Haiku I
El día ha pasado tranquilo, sin nuevas expectativas, sólo mirando tras la ventana la intermitente lluvia. La vida pasa por delante, parece que la miro y no formo parte de ella. Una mera espectadora sin parecer formar parte de la misma. Pero nada sabemos de lo que pasa por la mente de la gente que he contemplado tras los cristales, guarecidos fuertemente a sus paraguas, miramos pero no observamos. La enfermedad puede volverte egoísta, y se cae fácilmente en el egocentrismo haciendo que todo gire sobre una misma, como si se pasara por la mayor desgracia y se mira al mundo con la condescendencia de que has llegado a un nivel superior, y que aunque estés anímicamente en lo más profundo del abismo, miras las vida desde lo más alto concibiéndola en toda su extensión .Te crees más sabia.
Suelo caer en la autocomplacencia de mi enfermedad, es natural, te levantas y te acuestas con ella, y en mi caso determina mis acciones en periodos. Por lo que la lucha no se encamina exclusivamente a la supervivencia, a la superación del dolor, es la lucha para que la enfermedad no venza a tu nuevo yo. Si algo de provecho se saca de todo este padecimiento es que aprecias la vida, te desprendes de prejuicios, de cargas estériles , te vas quedando con lo esencial de lo que eres, el difícil equilibrio es pensar que eres enfermedad. La enfermedad es la oportunidad que se te brinda de encontrar el valor de lo que te rodea, de aprender a encontrar lo esencial, en uno mismo y en los otros. Saber que no solo sufres tu sino los que te quieren y hay que superar el egoísmo porque el Cancer no sólo me ha llegado a mi, ha llegado a mi familia y también ha trastocado sus vidas. A veces te das cuenta que todo gira alrededor tuyo, y eso tengo que superarlo, porque ésta es mi vida y los demás deben vivir la suya. El Cancer es ese no invitado que llega a tu casa y se convierte en parte de la familia. Está allí y debes aceptarlo. La enfermedad no me afecta a mí sino a los que me quieren. A veces esta dura lucha no te deja parar y comprender que el dolor no es sólo mío sino de los que están a mi lado. Quizás no lleguen a entender lo que supone sufrir esta enfermedad, pero sufren de una manera dura y cruel. El enfermo es egoísta pero para superar el sufrimiento debemos no solo trabajar en nosotros mismos, sino ayudar a lo que nos ayudan a que sepan que somos felices y seguimos adelante, y que luchamos no solo por nosotros mismos sino para aliviar su sufrimiento.

Entradas populares

LA CAIDA