UN TIEMPO DE REFLEXION

 Durante un tiempo voy a dejar de escribir. Aunque he seguido un cambio de vida y de nueva actitud a las circunstancias que rodean mi vida, creo que voy a parar. Este espacio, es una especie de grito silencioso que guarda mi corazón más profundo. El día lo dedico a la atención plena, a trabajr mi mente, a trabajar en mis cosas y a la meditación. Mañana voy a mi sesión de quimio, es la última hasta ver los nuevos resultados. Quiero quedarme en silencio, en el silencio que me da ser solo consciente de mi. Solo yo, sin nada desnuda en mi esencia. Pero al escribir cada noche aunque sea un ejercicio terapéutico saco a relucir cosas que es mejor por ahora dejar dentro, muy dentro. Después me liberaré. Ahora solo necesito el silencio de mi alma y mi espíritu. Mi fortaleza está en mi y eso se que es difícil de perder, pero a veces el alma necesita crea un espacio alejado de todo para escucharse a sí misma.
Mañana mi siguiente sesión. Vivo el ahora. Solo eso. Soy feliz. No soy dueña de mi futuro. Seguiremos reflexionando cuando el espíritu descanse y serene su ánimo más profundo. Sed felices cada día. Un día más, con mucho trabajo, creciendo en la consciencia.

Entradas populares

LA CAIDA