EL DÍA PASÓ EN SILENCIO

Hoy ha sido un día normal. Me he levantado, he dado un paseo y de vuelta a mi casa e intentar entretenerme. Hoy he buscado tener un día normal, y a veces lo he conseguido y otra no. Pero esa es mi vida, la incertidumbre es la marca de la casa. Me han venido de manera intermitente negros pensamientos, pero rápidamente he tranquilizado mi espíritu, he serenado mi alma, y los nubarrones han dado paso a la luz.
Esta tarde estoy muy cansada, el viaje, el tratamiento de ayer y la noticia de los marcadores, me han dejado agotada y dolorida. Aunque mi mente siga libre está atada a este cuerpo que amo porque es lo que también soy, pero me agota su fragilidad. Apenas he tenido pensamientos, he buscado la nada. Mañana será otro día y buscaré el ser y la vida.
Un día más, al fin y al cabo es lo único importante. Mañana será otro día, dejemos paso a la noche, busquemos el silencio, calmemos el alma y descansemos en la esperanza.

Entradas populares