SOY RESILIENTE

Hoy he sufrido un duro golpe. Quizás el hecho de haber vivido en esa burbuja alejada de mi realidad diaria, de recordar esa otra vida posible, sentirme normal...nunca nada es igual siempre es un nuevo día. Hoy allí sola recibiendo la noticia de que los marcadores tumorales por primera vez desde que tengo Cancer han subido, han roto ese equilibrio tan duramente trabajado. Me he roto, porque quizás todavía estaba en la burbuja y seguía allí viviendo mi vida normal, olvidando que todo mi existencia es una montaña rusa, un castillo de naipes , una carrera de obstáculos. Me he roto, y la soledad mientras arreglaba los papeles de las múltiples pruebas a las que me voy a someter, el cambio de animo de la doctora al decirle mi interés de volver al trabajo ( hace poco me animó a volver ), el perderme en esos pasillos, mientras mi mente corría velozmente por las sentimientos más oscuros del espíritu, mis ojos nublados por los negros pensamientos... si, me rompí y estaba sola. No pude y caí en el dolor más profundo.
Pero cuando salí afuera del hospital, no me quería dejar llevar por la angustia. Llame y recibí consuelo. Deje de sentirme sola, y poco a poco reconsidere toda la situación. Racionalice a la vez que contextualizaba el momento. Me dije poco a poco, de qué sirve crear e imaginar situaciones inexistentes y quizás improbables. Y si fueran probables por qué he de perder ese tiempo con dolor y sufrimiento, debo vivir el momento que tengo.
Soy autoconsciente de mi fortaleza de espíritu, y me dije que ese dolor momentáneo daría paso a una aceptación, de que todo el trabajo de introspección y crecimiento interior daría sus frutos. Y con ello también vendría un crecimiento mayor. Esta es mi vida y seguiremos adelante. La aceptación y la capacidad de ver en lo que me ocurre algo positivo es el trabajo que realizó. Hoy quizás sus frutos no estén claros, pero poco a poco mi alma se ha ido tranquilizando, me he dado cuenta que no puedo perder el tiempo con vanos y funestos pensamientos. Estoy aquí y ahora y eso es lo importante. Hoy ha sido un día duro pero me he dado cuenta de todo lo que he crecido como persona. Que seguiré luchando, viviendo esta vida, no tengo otra. Es lo que hay y debo aceptarlo con serenidad, aprender de lo que vivo, y sobretodo vivir el momento. No hay nada más .
Un día más, más duro que otros, pero bueno, aquí estamos luchando y sobretodo viviendo. Mañana saldrá el sol de un nuevo día, y estaré recibiendo su luz , seguiré creciendo, viviendo, amando, riendo, llorando...todo me es dado y me pertenece pues esta es mi vida. Soy resiliente, eso me hace ser una persona diferente , quizás mis marcadores cambien, pero yo soy mejor que ellos.

Entradas populares

LA CAIDA