DROGADA

Me he llevado todo el día acostada, excepto el tiempo de ir al médico. El dolor de espalda me ha impedido dormir en toda la noche, por lo que he iniciado un tratamiento anteriormente prescrito por la doctora cuando se me diagnosticó la metastasis en la columna. El doctor me ha dicho que posiblemente el dolor venga a consecuencia de las lesiones que tengo en las vértebras dorsales, que aunque estén cicatrizadas pues provocan espasmos musculares. Bueno a lo que voy, que estoy bien drogada, tomando mi derivado de morfina, paracetamol y relajante muscular por un tubo. Tengo una cogorza pero sin beber ni un sorbito de vino. ¿Cómo me siento? Pues estupendamente relajada, tengo mi cama rodeada de libros que no leo porque me duermo y la tele que la escucho sin interés.
Esta tarde me veo muy mejorada, y creo que mañana podré dar una vueltita. No sé si será porque están haciendo su efecto o porque estoy bien drogada, lo importante es que me permite hasta hacer planes.
Hoy no han aparecido los temidos pensamientos, y por tanto las emociones se han limitado a los efectos de la medicación, es decir un día totalmente relajado. Aunque sea por las drogas me lo merezco, jajaja.
Un día más, relajado y drogado. Se avecina una noche calurosa pero nada he de temer porque dormiré como un tronco. Mañana será otro día, lo que venga vendrá, nada importa. Vivir el momento es lo importante.

Entradas populares

LA CAIDA