domingo, 19 de junio de 2016

UN DÍA MARAVILLOSO

Bueno ayer no hice entrada porque la verdad es que estuve en casa de mi hermana hasta medianoche en la azotea, comiendo y charlando con amigos. Me había pasado toda la mañana en la cama pues la medicación para el dolor me afectó muy negativamente. Después de dormir mis  cuatro horas de siesta ( normal debido a las pastillas), me levanté y decidí, primero dejar la medicación ( vivir atontada no es una opción ) y segundo empezar a restablecer en la medida que pueda mi vida normal.
Por tanto después de una buena noche, esta mañana cogi mi coche después de más de un año sin conducir y me fui con mi sobrina a dar un paseo. Todo fue muy tranquilo, sin nerviosismo, disfrutando del momento, atención plena mientras conducía. Llegué al Parque del Alamillo y a pesar del calor, me di un buen paseo y disfrute tranquilamente. Mi vida era normal, porque siempre es normal. Otra cosa es cómo nosotros la convertimos en diferente. Terminado el paseo volvimos a casa.
Mañana tengo el proyector de buscar en librerías de segunda mano un ejemplar de un libro. Sigue el dolor pero también sigue mi vida.
Cada vez entiendo esto de la atención plena, de ser consciente en cada momento de lo que hacemos. Parece una tontería pero eso no lo solemos hacer . Por eso digo que he visto la luz porque vivo al momento, al instante. En definitiva lo único que hago es vivir. Mi vida ha cambiado y sé que es así por pequeñas cosas que ocurren , o cómo reaccionó ante determinadas cosas cuando antes mi reacción era otra. He cambiado, vivo, me encuentro bien mentalmente . El dolor es sigue pero sólo es un eco de mi existencia, lo escucho , está ahí pero lo veo lejos. Cuando se acerque más tomare medidas mientras ¡Viva la Vida!
Un día mas maravilloso, me he puesto ha prueba y la he pasado. Mañana saldrá el sol y allí estaré, disfrutare con lo que haga no importa lo que sea. Sino sale una cosa saldrá otra, yo solo tengo que Ser y Vivir.