Tengo tantas cosas en la mente que debo hacer y me creo una intranquilidad por pensar que no me va a dar tiempo a hacerlas. Las quiero hacer ya, como si no existiera el mañana.
Estoy dibujando bastante creando figuras esencialmente con tinta china y acuarela. He empezado un sketchbook sobre viajes. Es algo imaginativo, porque será una mezcla de los viajes que he realizado y de aquellos sitios que no podré visitar. Estoy ilusionada con este proyecto , se basará prácticamente en información de internet y los dibujos los haré de fotografías. Todo en Moleskine. La imaginación me va a llevar aquellos sitios a los que siempre he querido ir.
Me he apuntado a un club de lectura, el de este mes es Marianela de Benito Pérez Galdos. Tan amante de la literatura clásica pero he de reconocer que he sido poco patriótica en ese tema. A la vez estaré leyendo a la última premio Nobel, Slvelana Aliexevish, leí su libro sobre Chernobil y me encanto aunque es duro y a veces me hizo llorar, y ahora estoy con El fin del homo sovieticus. Un poco de eclectisismo en la lectura viene bien.
Hoy me siento mejor, cierto dolor pero soportable. Tengo que moverme más si quiero trabajar. Sé que  me darán la invalidez absoluta pero quiero intentar trabajar aunque sea unos años (no me gusta hablar de años de futuros lejanos) bueno cierto tiempo y probarme a mí misma. Estoy enferma pero la enfermedad no puede ser el centro de la existencia. Siempre va conmigo pero no soy yo. Aunque es verdad que la jodia mucha veces trastoca mis planes. Es más mala persona!!!!! Bueno un día más , está nublado pero sigue el sol en el horizonte.


Entradas populares

LA CAIDA