miércoles, 20 de julio de 2016

¡OTRA VEZ EL CUERPO!

He salido a darle una vuelta a la Missy, la gata de mi hermana, y regar las flores. Ayer salí por la mañana, y pensé que hoy pues la cosa iría mejor. Pero no ha sido así. Cuando he llegado a mi casa, he sentido que nada en mi volvería a ser mínimamente como antes. Nada, todo ha cambiado, y no puedo con mi cuerpo. Literalmente estoy cada vez más incapacitada y siento lentamente como voy degenerándome. Mientras me duchaba, pensaba que sería de mi vida, rápidamente los pensamientos empezaron a volar a velocidad de la luz. Y mi futuro era... bueno mejor dejarlo.
Me he sentado sin apenas poder desplazarme a mi rincón, que parece ser el lugar donde contemplaré la vida de los otros a través de las ventanas. Al ponerme a escribir, he pensado que todavía no hace ni una semana desde que me dí la última quimio, y por tanto lo que tenía eran los efectos. Es verdad que mi cuerpo no responde pero también es verdad que prácticamente estoy en período de efectos de los medicamentos. Además me lesioné la espalda, en fin, rápidamente sitúe cada cosa en su contexto y vi que mi situación es coyuntural. Dentro de unos días, puede que no vaya a correr ningún maratón pero seguro que puedo salir al centro, ir a pequeñas compras...todo es posible y con tesón y con una gran fe en mí misma puedo conseguirlo. Ahora apenas puedo mover ni una pestaña, dar al teclado del iPad con la neuropatia y los efectos es doloroso, pero siempre digo que el dolor es controlable en cierto grado por la mente.
Lo bueno de todo, es que posiblemente dormiré de un tirón y profundamente. Los días pasan y no puedo quedarme parada, mi vida sigue.
Un día más , un pequeño bajón por este cuerpo que me hace sufrir y me incapacita para hacer muchas cosas. Pero está mi mente, mi espíritu que vuela y me saca de mi carcel corporal. Mañana saldrá el sol, intentare un ejercicio suave, en pequeñas dosis , fortalecer unos músculos. El verano viene mal, cuando pase el calor, todo puede ir a mejor. No hagamos planes! Vivamos el presente, el momento. Estoy dolorida y muy cansada pero acaso eso hace diferente el resto de mis días. La vida es una constante lucha, aceptar las circunstancias, adaptarte es vivir y poder ser feliz. No espero nada , la vida es ya lo que se me dá cada día. Sigamos avanzando