LA ESPERA

"Es necesario esperar, aunque la esperanza haya de verse frustrada, pues la esperanza misma constituye una dicha, y sus fracasos, por frecuentes que sean, son menos horribles que su extinción "
Samuel Johnson
Larga ha sido la espera, difícil la frustración constante de la esperanza intermitentemente perdida, angustioso los pensamientos irracionales que preparaban ilusoriamente la escena dantesca de los momentos que me quedaban por vivir. No hay más horror que esperar lo impensable, el miedo atávico a dejar de existir y ser. Irracional pero realidad. Quizás este todo por venir, pero el tiempo aunque no alivia el sufrimiento a lo desconocido, da sosiego al espíritu para calmar el ansía, hacer desaparecer historias inventadas y no vividas, y entender que la vida es lo que es. Y si el destino ha señalado con su dedo mi vida, la aceptación es el único paso. Todo se nos escapa de las manos, apenas controlamos ya nuestra vida, para que perder el tiempo, sea lo que sea, allí estaré , porque nunca he dejado de ser yo.
Si esta enfermedad me ha enseñado la belleza de la Vida, este tiempo de espera ha sido un cúmulo de conocimientos de cómo he vivido este angustioso paso por el desierto. He pasado por todos los estados de ánimos posibles, de la felicidad suprema, a la profundidad del abismo con el pensamiento puesto de si este largo caminar por el desierto valía la pena. Soy consciente que pase lo que pase, todo esto volverá a repetirse. Pero la lección habrá dejado huella, pues los golpes dejan heridas, que a su vez nos recuerdan las batallas que vivimos .
Pensaba empezar a escribir mañana, pasará lo que pasará, pero la esperanza nace hoy. La fuerza que tengo es mía hoy y mañana. El aprender a vivir el ahora, el ser por encima del hacer, ha sido una experiencia maravillosa, y por tanto mañana será solo un Ahora más de mi devenir por esta terrible enfermedad. Amo la vida y quisiera hacer muchas cosas que ya no hago. Viajar , montar en bicicleta, correr, bailar... quisiera muchas cosas, pero todos queremos algo más de lo que tenemos. Soy feliz y tengo miedo, ¿incongruente? . No sólo soy un ser humano que se enfrenta a una situación angustiosa, como ahora mismo, en este instante muchos lo hacen.
Amo la vida por encima de todas las cosas. Como siempre digo la que está hecha de detalles de pequeñas teselas que hacen el maravilloso mosaico de lo que somos, con sus sombra y sus luces. Amo la vida y la seguiré amando, y al amar la lucha es infinita.
Mañana saldrá el sol, y allí estaré esperando su luz, llenando  mi esencia y mi ser de esperanza, de amor, en esta existencia físicamente dolorosa y mentalmente cruel. Pero yo soy Olivia, sé quién soy y no tengo duda de que seguiré luchando por lo que creo, por lo que soy. Mañana saldrá el sol y abrazare su luz . Seguimos adelante . Un abrazo a todos y a todas, soy feliz.

Entradas populares