DIA DE EJERCICIOS

Sabéis a veces es cansado sonreír, hacer bromas, reírme de mí enfermedad, de mis dolores, ser irónica con todo. Sí, es muy difícil, y te preguntas el por qué actuó de esta manera, ¿si lo hago con cierta artificialidad?, ¿si es una manera de enmascarar un sufrimiento interior?, infinitas preguntas, pero cuando pienso en las respuestas es que soy así, es mi carácter, mi personalidad, soy así y me alegro.
Naturalmente que tengo mis bajones que siempre están en relación al dolor y las incapacidades físicas, pero incluso eso, creo, puedo superar.
Hoy cada pocos capítulos de los varios libros que leo a la vez ( lectora compulsiva) hago una serie de ejercicios para fortalecer la musculatura de la columna vertebral en la zona dorsal dónde está la metástasis, o mejor dicho dónde estaba pero que la acción de la quimio ha dañado definitivamente la zona. Llevo dos dias y he visto cierta mejoría. Me asuste el otro día cuando me di cuenta de la poca fortaleza física, por lo que he tomado las riendas de mi cuerpo. Sé que tengo una mente fuerte, he aceptado mi situación, vivo en el presente y ahora le toca a mí querido y deteriorado cuerpo. Iremos día a día, y claro dentro de dos semanas vendrá otra sesión y un bajón. Jajaja. Esto es la pescadilla que se muerde la cola. Bueno pues empezaremos otra vez. ¡Hasta el infinito y más allá!
Por suerte, el fin de semana que viene me iré a un hotel rural en la sierra. Descansaré en el silencio, leeré ( ¡qué raro!), pero sobre todo desconectaré de todo esto, y cogeré fuerzas
para la siguiente sesión.
Un día más, tranquilo, haciendo ejercicio, leyendo, la vida rutinaria que es mi vida y por eso la amo y me hace feliz. Mañana saldrá el sol, y seguiremos fortaleciendo mi cuerpo y manteniendo mi espíritu tan alto y luminoso como el astro radiante. Seguimos adelante, viviendo el presente.

Entradas populares