miércoles, 21 de septiembre de 2016

ESPERANZA

Puede sonar duro lo que voy a decir ahora, pero tengo la certeza de que el cáncer es mi final. Si, es verdad, nadie sabe nada, mañana puedo cruzar la calle y ser  arrollada por un autobús, o puede haber un milagro y empiecen a funcionar los nuevos tratamientos que me van seguramente a poner próximamente. Pero es evidente que la cosas no van como me hubiera gustado que ocurrieran cuando  tuve la recidiva de mi cáncer de mama apena dos años finalizado el tratamiento. Pensaba que seria una lucha constante, durante muchos años, dolorosa pero que podía durar tantos años que incluso llegara a morir de vieja... ya lo veo difícil, no imposible, pero si que muy difícil. Las probabilidades de supervivencia van bajando y la rapidez con la que ocurre todo en mi cuerpo, juegan en mi contra. ¿Qué tengo a mi favor? Yo misma y mi determinación. Claro que si eso fuera suficiente poca gente moriría de cáncer. Es aquí donde juega la esperanza y mi espíritu luchador.
Se que es duro y difícil lo que he dicho pero lo tenia decir, quitármelo de encima, liberarme del peso de ésta dura realidad que llevo en mí desde hace unos días. Guardarse las cosas es malo y este blog siempre ha sido un rincón de liberación de mis malos y buenos pensamientos. Han llegado los peores pensamientos con las peores realidades, pero una debe ir preparándose, aunque sea inconscientemente. Crear un mundo imaginario tampoco sirve,  el golpe es mayor,  hagamos las cosas lentamente, como no hacen mis malditas células que se multiplican mas rápidamente de lo deseado. Pero eso es incontrolable, y sólo esperar, ir parchando y que no llegue a lugares que no tienen vuelta atrás. Pronto lo sabremos.
He dicho que este es un lugar para lo bueno y lo malo. Lo bueno es que he trabajado mucho, tengo ahora más momentos bajos es inevitable,  pero he tenido mas determinación que nunca. Mañana voy a la piscina, ando todos los días...hoy me he hartado. Hago ejercicios. No pararé hasta el ultimo momento, no me rendiré, y por eso intentaré hacer lo que nunca he hecho: obviar los efectos de la quimio y aunque no pueda y este medio muerta haré las cosas...seguiré hasta que ya no pueda más, no me sentare en mi sillón esperando poco a poco como mi cuerpo va decayendo. No, seguiré con mis planes aunque tenga que ir arrastrándome.
Ya he dejado el trabajo o mejor dicho ya me han dicho que la invalidez es lo que me viene a continuación. Pues nada mi tiempo será para vivir, luchar, disfrutar y de manera suave ir cerrando los asuntitos que pudieran quedar deshilachados en mi vida. Quiero llegar al desprendimiento, nada me importa de las cosas superfluas, me interesa la verdad, la sinceridad, el amor, la amistad y mi familia...esa será mi labor. Mi cuerpo pude hacer lo que quiera el ya es libre, mi mente también lo es. Mantendremos una dura lucha, gane quien gane, seré feliz mientras todo ocurre sencillamente  porque viviré día a día, como si el mañana no existiera. Despertaré con el amanecer y viviré hasta el anochecer,  todo el día para ser  feliz, crecer como persona e ir liberándome buscando la esencia. Sé que habrá dolor y sufrimiento, pero eso también es la vida. 
Un día más con mi compañera dando un paseo, contado cotilleos, como siempre. He leído, escrito en mi blog de libros.... las cosas normales que suelo hacer, nada ha de cambiar, por lo memos lo intentaremos
Mañana saldrá el sol y empezare de nuevo a nacer, y como único proyecto iré a la piscina, empezaremos fortaleciendo el cuerpo para los nuevos tratamientos que han de venir, y tendremos la esperanza de que mi cuerpo se adapte a alguno. Seguimos luchando día a día. No hay nada mas, sólo
tengo el presente, mi presente, y aunque tenga miedo y llore mas a menudo, sé que reconduciré mi vida poco a poco y seré mas feliz,  desde que amanece hasta que anochece. Día a día, nada mas.