DESPRENDIMIENTO

No he escrito mucho en el blog, sencillamente porque hablar de dolor me produce hastío. Cada entrada sería, prácticamente, la misma entrada del día anterior, y aunque consideró esto mi "rincón" de psicoanálisis diario, es bien sabido que todo terapeuta se aburre, o eso pienso, de escuchar siempre lo mismo. Qué decir si en mí se juntan el paciente y el psicólogo, un horror. Por ello dejo el dolor hoy a las pastillas, y sigo en mi crecimiento interior, que también me ayudan a situar el dolor en su contexto y me permiten, de alguna manera, "vivir" una vida normal.
He nombrado muchas veces la palabra "Desprendimiento", pero no me refiero a un planteamiento religioso en él que al desprendernos de la cosas materiales nos liberamos de las cosas mundanas. No soy una monja contemplativa, que hace voto de pobreza y con ello elimino cargas que pudieran interferir en el contacto con su Dios. No es ese tipo de desprendimiento aunque tiene muchos rasgos.
Cuando hablo de desprendimiento, me refiero a un todo, emociones, personas, cosas materiales, etc. Nos desprendemos de aquello, que al entender lo básico de la existencia humana me sobra. No lo necesito en esta fase de mi vida. Por ello, el desprendimiento es único y personal, porque cada persona es una Vida, y es la vida de cada persona la que indica lo que ya no es necesario. Evidentemente, la fase de mi enfermedad indica un mayor desprendimiento, pues para que voy a tener cosas materiales  me  serán prescindibles. Ya no tengo por qué soportar noticias y problemas que son importantes para el mundo pues  ya no puedo tener más cargas sobre mis propias emociones. Escribió Oliver Sacks, neurólogo  y escritor del que he sido una gran seguidora suya, una carta cuando le diagnosticaron un cáncer en el que le daban unos pocos meses de vida. El era mayor, había realizado y recorrido mucho mundo, siempre estaba expectante ante los nuevas investigaciones y los hechos de cualquier tipo que sucedían en el mundo, pero en aquella carta (curioso que la leyera un mes antes de ser diagnosticada de está recidiva) decía que ya no leería noticias, ni libros sobre nuevos descubrimientos, sólo disfrutaría de la poca vida que le quedaba, con sus amigos, los libros que quisiera leer y los viajes que pudiera realizar.  Lo que me impacto de todo aquello, es cuando dijo que - correspondía a las  siguientes generaciones  la labor  de enterarse y saber lo que ocurre en el mundo, para él eso ya había terminado -. 
Es realidad, ahora apenas conozco mas allá de mi mundo, cuando antes estaba atenta especialmente a los contenidos políticos, sociales, etc, ahora "paso" (con más razón en estos momentos mientras lucho por mi vida otros luchan por sillones). Es triste. Cosas horribles pasan en el mundo, pero si no puedo ni cargar con mi dolor como voy a cargar con el de otros, y ni siquiera quienes deben hacerlo lo hacen...no, no he nacido mártir, sólo quiero vivir.
Me he desprendido de personas, cualquiera que me implique un sentimiento negativo lo alejo, sólo quiero reír y ser feliz. Qué más negativo que luchar cada día contra el dolor, el sufrimiento y los pensamientos negativos. Tengo mis nubes negras, no quiero mas tormentas de las necesarias.
Y el desprendimiento mas bello, al conocer la belleza de la Vida entiendes con intensidad lo que sobra en mí. Es un camino difícil, implica cambiar lo que eres o mejor has sido, pero se consigue. Todos podemos cambiar a cualquier edad, lo he logrado, o lo estoy consiguiendo. Porque eso sí, esto no tiene final...bueno sí el Final. Me siento satisfecha, porque no guardo rencor, ahora mismo estoy abierta a cualquiera que en algún momento me dejó de lado, me hizo daño...me da igual no guardo nada soy libre en ese aspecto. Libertad de ser, quizás físicamente esté atada pero cada día mi desprendimiento me hace más libre, porque cada día descubro que sobran muchas cosas y aprendo lo esencial.  Desprendimiento y Esencia van unidos, uno me lleva al otro.
Un día mas de dolor, pero trabajando mis libros y escritos. Un día más para descubrir lo que importa y lo que sobra en mi Vida. Un día mas de Vida, aprendiendo a pesar del dolor,Resilencia.
debemos aprender incluso de los malos momentos.
Mañana saldrá el Sol, seguiremos desprendiéndonos y creciendo y por tanto siendo cada vez mas Ser y Esencia. Sé que todo puede parecer filosofía barata, me da igual lo vivo y soy feliz, me desprendo de lo que puedan pensar. Soy libre y feliz. Seguimos adelante.

Entradas populares

LA CAIDA