CAMBIO

Hay días en la vida de cada uno que supone un antes o un después. Sin dudarlo no olvidaré marzo de 2012 cuando me diagnosticaron Cancer de Mama. Fue un duro golpe, pero estaba tan segura de que lo iba a superar, al fin y al cabo tenía la idea de que prácticamente era ya una enfermedad crónica. El  sufrir el duro tratamiento lo consideré como un paso necesario para una futura curación y un final feliz. Terminada la quimioterapia el 12/07/2014 (lo tengo grabado en mi reloj ), vino un calvario que se debía más a la aceptación de la nueva situación física y social en la que me encontraba que la suposición de que la enfermedad fuera algo que pudiera volver, me autoconvencía de que a pesar de que todo mi vida se había venido abajo, tenía la oportunidad de aprender el valor de las cosas y sobre todo había superado, con nota, una prueba enorme. A veces pasaba por mi mente que pudiera volver, pero eran pensamientos que ni, en el fondo, yo misma me los creía.
Que en mayo de 2015 me diagnosticaran que sufría de metástasis en hueso y pulmón, fue otro duro golpe, pero seguía teniendo la seguridad de que saldría de esta, que hoy día había muchos avances y más en mi tipo de cáncer. Volví a la quimioterapia con más fuerza que la primera vez y mas determinación y con la seguridad que sería otro bache y que lo superaría porque tengo una confianza muy grande en mi fuerza de voluntad. Es más estaba segura que volvería a mi trabajo y lo tenia como una finalidad, como la medalla al esfuerzo y la lucha por superar este segundo golpe.
Hoy nos hemos encontrado con otro tercer golpe, los análisis muestran una progresión de la enfermedad no determinada, que junto a una disminución de mis capacidades físicas suponen que el querido cáncer ha vuelto. No lo sé, me han puesto varias pruebas, han vuelto a ponerme la medicación que ayuda a las metástasis óseas, y lo peor, me han dicho que debo dejar de trabajar. Eso sí ha sido el duro golpe, pues tantos años por conseguir llegar a donde he llegado, los planes que tenía...todo se ha ido. No he recibido mi medalla, tengo la sensación que he perdido la batalla...o no.
Nos haremos las pruebas pertinentes, no sé lo que saldrá, no importa, seguiremos allí poniéndonos todo lo que haya que ponerse y teniendo la voluntad y la fuerza mental de que todo es posible. Modificaré mis prioridades, aunque supongo que no habrá mucho cambio en ello, porque ya las tengo claras desde hace tiempo...Vivir.
Un día más diferente, de esos que los vives como sonámbula, te lleva la inercia y actúas como una autómata. No soy consciente de lo que me está pasando, pienso que voy a despertar y todo será un mal sueño y volveré antes de 2012 cuando viajaba y era otra. Pero tampoco me gustaría porque hoy soy otra persona, mejor, mas atenta a la vida y a lo que tiene valor. He descubierto el mundo, y lo miro de otra manera diferente. Todo ha cambiado, pero seguiremos esperando el sol de la mañana, que caliente mi alma y mi espíritu, que me dé fuerzas para cada día y los días que me quedan por vivir en plenitud. El presente es mi reino, el pasado me ha formado y el futuro...el futuro no es de nadie.
Vivir es aprender a vivir gozosamente en cualquier circunstancia. Seguiremos viviendo , seguiremos en mi montaña rusa de emociones y dolores...pero seguiremos, en eso no tengo duda. 

Entradas populares

LA CAIDA