EN PERÍODO

No sé cómo actúan nuestras  áreas neuronales para conseguir que olvide las sensaciones negativas vividas entre sesiones, y tenga esa sensación de que mis momentos bajos son únicos y excepcionales. Cuando recapacito vuelvo a recordar que siempre tengo, quizás debido a los efectos o el propio cansancio de una situación indefinidamente repetida, un bajón de ánimo. El trabajo que he realizado durante este año y medio en mi mente, la aceptación, la búsqueda de la llamada resilencia... me llevan a la conclusión de que será algo transitorio y volveré a vivir mi situación con "normalidad", mi habitual sentido del humor y viviendo mi enfermedad con naturalidad. Siempre tengo dos o tres dias que no puedo con nada, me cuesta sonreír, aparecen los malos pensamientos - las nubes negras-, podríamos decir que son los días de mi "período", jajaja. Pero son días, tan negros, ese precipicio que siempre está bajo mis pies , grita constantemente mi nombre, silencio sus gritos con múltiples tareas, pero es difícil. Después pasa y vuelvo a pensar que podré con esto, que aunque viva el presente tengo esperanza de un futuro. Es difícil , y no hay verdad más grande que sólo lo conoce quien pasa por esto, y además en la misma situación ... pues no estamos frente al abismo sino que las malditas células nos empujan a él.
Con todo esto es para decir que estamos en "período", y por tanto hoy no veo el mundo color de rosa. Pero claro nadie ve el mundo color de rosa, pues eso no existe el mundo es del color de la realidad. No hay nada más, es el sol, da luz y produce los colores de mi vida, y con ello construyó ese destino hecho de minutos y momentos. No existe el mañana. Solo hay un ahora... y estoy cansada.
Por ello me voy a la cama, leeré , veré un poco los Juegos y buscare el sueño esperando el nuevo día y los efectos de mis sentimientos den paso a los efectos de mi cuerpo, las señales de que la medicación está haciendo sus pequeños estragos. De todas maneras seguiremos fortaleciendo músculos y dejaremos pasar el tiempo.
Un día más, dolorida y cansada de todo, y esperando que el sol de mañana llene de luz y color mi existencia rota. Mañana será otro día, espero que el calor disminuya...seguimos luchando , aceptando, y buscando la esencia. Debo incidir en el mindfullnes, últimamente me he dejado ir y se nota mucho en mi fortaleza mental, ha debilitado esa presencia del constante presente y me ha llevado a pensamientos de un indefinido y funesto futuro. Oli, coge la brillante armadura y aunque no tengas suficiente fuerza, sigue adelante .

Entradas populares