MI CALENDARIO DE 21 DÍAS

Aprende a nacer desde el dolor y a ser
más grande que el más grande de los
obstáculos, mírate en el espejo de ti mismo
y serás libre y fuerte y dejarás de ser un
títere de las circunstancias porque tú
mismo eres tu destino
P. Neruda
Yo soy mí destino, son mis acciones las que determinan los hechos y por tanto las circunstancias que suceden en mi vida diaria. Podría ser, pero no es. 
La mayoría de las personas miden el tiempo de lunes a viernes, y el fin de semana escapa a esa medida, pues queda en el ámbito de lo personal, lo que es nuestro. Como si de lunes a viernes solo fuera la preparación a ese tiempo íntimo, libre, ... como la verdadera vida.
En mi caso, el tiempo lo mido en períodos de veintiún días.  Aquí no hay tiempo personal, tiempo libre, íntimo. Todo es lo mismo, un día sucede a otro esperando el día que finaliza y comienza todo, el día de la quimio. Está aceptada, normalizada en mi vida...¿o no? . No lo sé, a veces me olvido de ella, unos días antes de ir al hospital, y otras veces la tengo presente porque todo lo que hago o pienso hacer debe ser pasado por el calendario obligatorio de los sesiones de quimio.mDespués, tendré dos o tres dias de normalidad, y de repente sin darme cuenta, porque me he olvidado de todo, voy a realizar una simple acción como un paseo, limpiar o recoger algo y me digo ¿qué me pasa hoy? Pues, hija los efectos de la quimio. Y entonces me digo pues esto son más o menos cuatro o cinco días ( la verdad es que nunca es igual), y ya hago mis cálculos para hacer cosas, el cuerpo se ha recuperado...y ¡zas! otra vez la sesión . El tiempo ha pasado y me ha durado menos que una semana.
Pero bueno, mañana a las 9 estaremos allí, en mi sillón con mi libro y luchando por seguir adelante. Es mi dosis de vida. Una vida que amo, aunque algunos crean lo contrario simplemente porque he aceptado las circunstancias que me ha tocado vivir gracias al maravilloso mundo de la genética. Y aunque sea positiva, no nace de que por querer mucho una cosa me vaya a ocurrir. Decir mucho -me voy a curar - es un simple autoengaño. Mi positividad está en mi amor a la vida de cada día, al amor de las personas que me quieren y respetan, que comprenden el dolor y animan con palabras y acciones. A veces la ignorancia hace daño, pero estoy segura de mí, de mi valor y fortaleza, soy feliz, vivo el presente y sobretodo he aprendido el concepto de Vida y de Vivir ¿cuántos sanos pueden decir eso?.
Un día más, tranquilo como siempre. Luchando, cuidando mi mente y fortaleciendo mi cuerpo. Mañana termino y empiezo, y en una hora y media  recibo la posibilidad de seguir y amar cada día . El Cancer me ha nacido de condiciones biológicas y quién piense que nace en la culpabilidad del sujeto que lo tiene ... pues debería pensar que la falta de comprensión puede llevar a la frialdad del corazón. Seguimos adelante.

Entradas populares