OTRO DE ESOS DÍAS GRISES

Llevo días acostumbrándome a los dos collarines, pues él que utilizo en la casa es también bastante incómodo. El hecho de que hayamos estado con lluvia, y los días nubosos ha implicado que mientras estoy en mi sillón no tengo que llevarlo. Eso es bueno y malo, no lograré acostumbrarme sino lo llevo el tiempo suficiente puesto. 
A veces tienes la sensación de que todo se ha vuelto en contra de una, que hay una especie de conspiración cósmica para que todo salga mal. Tengo desde el año pasado esa leve sensación, pero que , para colmo, en aquello que me entretengo, con lo que paso mi tiempo, trabajo, investigo...se vaya todo a la "porra", no es una conspiración cósmica, es que me encuentro literalmente en un agujero negro. Mi blog de libros que he llevado muchos meses trabajando sin querer lo he borrado. Con mucho trabajo he logrado encontrar las entradas y las he copiado de nuevo. Ayer me llevé todo el día y la noche me pasó factura, el dolor, el cansancio, supongo que el disgusto que no dejo mostrar...estoy tan cansada.
Siento que estoy representando una obra de teatro, que detrás se esconde los verdaderos miedos, los verdaderos sentimientos, la verdadera angustia. He adquirido un papel del que no me puedo librar, o eso creo. Tengo tantas dudas. ¿Por que no grito, lloro, o siento algo parte de un control de mis sentimientos negativos?. No lo sé, creo que esa soy yo verdaderamente, pero en la noche cuando el dolor, mi incapacidad de movimiento y esa sensación de que Ella está esperándome tras la puerta mientras  me veo degenerar lentamente...todo me llena de miedo. Si yo me mirara a mi misma como si fuera otra persona, me digo muchas veces, pensaría que tarde o temprano Ella pronunciaría mi nombre.
Pero ¿por qué ocurren estos pensamiento?. Los días grises y no descansar adecuadamente. Sin lugar a dudas mi tiempo es un cronómetro iniciado, no vamos a engañarnos, pero tengo esperanza en esta nueva medicación (cosa que no ocurrió anteriormente), que me permitirá realizar algunas viajes, alguna pequeños deseos, pequeñas acciones y momentos de felicidad soñada, todos merecemos eso.
Estoy cansada, no dormir, el dolor, el collarín, el miedo a hacer cualquier gesto...pues ha pasado factura y estoy en mi derecho. Lo he llevado bien, recuperando mi blog y leyendo, apenas he pensado, solo he calmado el dolor. Falta la chispa, pero es incluso natural aunque estuviera sana, el cuerpo necesita descanso, calma, sosiego; y la felicidad y la tranquilidad de espíritu no se consiguen en un cuerpo cansado y dolorido.
Mañana he tomado la decisión de tomar cartas en el asunto -espero que no llueva- iré a dar un paseo con mi compañera del trabajo, ella me mantiene en el mundo al que pertenecía. Debemos seguir acostumbrándonos al supercollarín, aprovechar esta semana, la siguiente empezamos de nuevo el ciclo de médicos y quimioterapia. También tengo ganas, estoy tan confiada... bueno mejor pensar en el día a día, muchas dosis de esperanza puede ahogarnos en la frustración.
Un día mas, trabajando en mis cosas que para mí son importantes. Un día gris, al igual que mi corazón pero todo tiene remedio, como siempre. La vida es ese continuo sube y baja. Hoy estamos abajo y mañana o pasado estaremos riéndonos de nuestra propia sombra.
Seguimos, sí algo he aprendido es que cada vez las cosas que pudieran parecernos angustiosas, o calamitosas pues no son nada. Sufres, soy humana, pero seguimos siempre adelante. Si es de admirar el cuerpo humano como llega soportar tantos tratamientos, la mente y el espíritu es aún mas grande, más fuerte ... y ésta es mi receta: aceptar y vivir el momento. Esperaré el Sol que alumbre mi alma, dé fuerzas y empuje a mi espíritu,  y me ayude a seguir como cada día. Estoy y soy, disfruto de las pequeñas cosas que hago...¿no es eso acaso un trozo de Paraíso?. Seguimos adelante, subiendo montañas.


Entradas populares