martes, 27 de septiembre de 2016

DESPRENDIMIENTO

No he escrito mucho en el blog, sencillamente porque hablar de dolor me produce hastío. Cada entrada sería, prácticamente, la misma entrada del día anterior, y aunque consideró esto mi "rincón" de psicoanálisis diario, es bien sabido que todo terapeuta se aburre, o eso pienso, de escuchar siempre lo mismo. Qué decir si en mí se juntan el paciente y el psicólogo, un horror. Por ello dejo el dolor hoy a las pastillas, y sigo en mi crecimiento interior, que también me ayudan a situar el dolor en su contexto y me permiten, de alguna manera, "vivir" una vida normal.
He nombrado muchas veces la palabra "Desprendimiento", pero no me refiero a un planteamiento religioso en él que al desprendernos de la cosas materiales nos liberamos de las cosas mundanas. No soy una monja contemplativa, que hace voto de pobreza y con ello elimino cargas que pudieran interferir en el contacto con su Dios. No es ese tipo de desprendimiento aunque tiene muchos rasgos.
Cuando hablo de desprendimiento, me refiero a un todo, emociones, personas, cosas materiales, etc. Nos desprendemos de aquello, que al entender lo básico de la existencia humana me sobra. No lo necesito en esta fase de mi vida. Por ello, el desprendimiento es único y personal, porque cada persona es una Vida, y es la vida de cada persona la que indica lo que ya no es necesario. Evidentemente, la fase de mi enfermedad indica un mayor desprendimiento, pues para que voy a tener cosas materiales  me  serán prescindibles. Ya no tengo por qué soportar noticias y problemas que son importantes para el mundo pues  ya no puedo tener más cargas sobre mis propias emociones. Escribió Oliver Sacks, neurólogo  y escritor del que he sido una gran seguidora suya, una carta cuando le diagnosticaron un cáncer en el que le daban unos pocos meses de vida. El era mayor, había realizado y recorrido mucho mundo, siempre estaba expectante ante los nuevas investigaciones y los hechos de cualquier tipo que sucedían en el mundo, pero en aquella carta (curioso que la leyera un mes antes de ser diagnosticada de está recidiva) decía que ya no leería noticias, ni libros sobre nuevos descubrimientos, sólo disfrutaría de la poca vida que le quedaba, con sus amigos, los libros que quisiera leer y los viajes que pudiera realizar.  Lo que me impacto de todo aquello, es cuando dijo que - correspondía a las  siguientes generaciones  la labor  de enterarse y saber lo que ocurre en el mundo, para él eso ya había terminado -. 
Es realidad, ahora apenas conozco mas allá de mi mundo, cuando antes estaba atenta especialmente a los contenidos políticos, sociales, etc, ahora "paso" (con más razón en estos momentos mientras lucho por mi vida otros luchan por sillones). Es triste. Cosas horribles pasan en el mundo, pero si no puedo ni cargar con mi dolor como voy a cargar con el de otros, y ni siquiera quienes deben hacerlo lo hacen...no, no he nacido mártir, sólo quiero vivir.
Me he desprendido de personas, cualquiera que me implique un sentimiento negativo lo alejo, sólo quiero reír y ser feliz. Qué más negativo que luchar cada día contra el dolor, el sufrimiento y los pensamientos negativos. Tengo mis nubes negras, no quiero mas tormentas de las necesarias.
Y el desprendimiento mas bello, al conocer la belleza de la Vida entiendes con intensidad lo que sobra en mí. Es un camino difícil, implica cambiar lo que eres o mejor has sido, pero se consigue. Todos podemos cambiar a cualquier edad, lo he logrado, o lo estoy consiguiendo. Porque eso sí, esto no tiene final...bueno sí el Final. Me siento satisfecha, porque no guardo rencor, ahora mismo estoy abierta a cualquiera que en algún momento me dejó de lado, me hizo daño...me da igual no guardo nada soy libre en ese aspecto. Libertad de ser, quizás físicamente esté atada pero cada día mi desprendimiento me hace más libre, porque cada día descubro que sobran muchas cosas y aprendo lo esencial.  Desprendimiento y Esencia van unidos, uno me lleva al otro.
Un día mas de dolor, pero trabajando mis libros y escritos. Un día más para descubrir lo que importa y lo que sobra en mi Vida. Un día mas de Vida, aprendiendo a pesar del dolor,Resilencia.
debemos aprender incluso de los malos momentos.
Mañana saldrá el Sol, seguiremos desprendiéndonos y creciendo y por tanto siendo cada vez mas Ser y Esencia. Sé que todo puede parecer filosofía barata, me da igual lo vivo y soy feliz, me desprendo de lo que puedan pensar. Soy libre y feliz. Seguimos adelante.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

ESPERANZA

Puede sonar duro lo que voy a decir ahora, pero tengo la certeza de que el cáncer es mi final. Si, es verdad, nadie sabe nada, mañana puedo cruzar la calle y ser  arrollada por un autobús, o puede haber un milagro y empiecen a funcionar los nuevos tratamientos que me van seguramente a poner próximamente. Pero es evidente que la cosas no van como me hubiera gustado que ocurrieran cuando  tuve la recidiva de mi cáncer de mama apena dos años finalizado el tratamiento. Pensaba que seria una lucha constante, durante muchos años, dolorosa pero que podía durar tantos años que incluso llegara a morir de vieja... ya lo veo difícil, no imposible, pero si que muy difícil. Las probabilidades de supervivencia van bajando y la rapidez con la que ocurre todo en mi cuerpo, juegan en mi contra. ¿Qué tengo a mi favor? Yo misma y mi determinación. Claro que si eso fuera suficiente poca gente moriría de cáncer. Es aquí donde juega la esperanza y mi espíritu luchador.
Se que es duro y difícil lo que he dicho pero lo tenia decir, quitármelo de encima, liberarme del peso de ésta dura realidad que llevo en mí desde hace unos días. Guardarse las cosas es malo y este blog siempre ha sido un rincón de liberación de mis malos y buenos pensamientos. Han llegado los peores pensamientos con las peores realidades, pero una debe ir preparándose, aunque sea inconscientemente. Crear un mundo imaginario tampoco sirve,  el golpe es mayor,  hagamos las cosas lentamente, como no hacen mis malditas células que se multiplican mas rápidamente de lo deseado. Pero eso es incontrolable, y sólo esperar, ir parchando y que no llegue a lugares que no tienen vuelta atrás. Pronto lo sabremos.
He dicho que este es un lugar para lo bueno y lo malo. Lo bueno es que he trabajado mucho, tengo ahora más momentos bajos es inevitable,  pero he tenido mas determinación que nunca. Mañana voy a la piscina, ando todos los días...hoy me he hartado. Hago ejercicios. No pararé hasta el ultimo momento, no me rendiré, y por eso intentaré hacer lo que nunca he hecho: obviar los efectos de la quimio y aunque no pueda y este medio muerta haré las cosas...seguiré hasta que ya no pueda más, no me sentare en mi sillón esperando poco a poco como mi cuerpo va decayendo. No, seguiré con mis planes aunque tenga que ir arrastrándome.
Ya he dejado el trabajo o mejor dicho ya me han dicho que la invalidez es lo que me viene a continuación. Pues nada mi tiempo será para vivir, luchar, disfrutar y de manera suave ir cerrando los asuntitos que pudieran quedar deshilachados en mi vida. Quiero llegar al desprendimiento, nada me importa de las cosas superfluas, me interesa la verdad, la sinceridad, el amor, la amistad y mi familia...esa será mi labor. Mi cuerpo pude hacer lo que quiera el ya es libre, mi mente también lo es. Mantendremos una dura lucha, gane quien gane, seré feliz mientras todo ocurre sencillamente  porque viviré día a día, como si el mañana no existiera. Despertaré con el amanecer y viviré hasta el anochecer,  todo el día para ser  feliz, crecer como persona e ir liberándome buscando la esencia. Sé que habrá dolor y sufrimiento, pero eso también es la vida. 
Un día más con mi compañera dando un paseo, contado cotilleos, como siempre. He leído, escrito en mi blog de libros.... las cosas normales que suelo hacer, nada ha de cambiar, por lo memos lo intentaremos
Mañana saldrá el sol y empezare de nuevo a nacer, y como único proyecto iré a la piscina, empezaremos fortaleciendo el cuerpo para los nuevos tratamientos que han de venir, y tendremos la esperanza de que mi cuerpo se adapte a alguno. Seguimos luchando día a día. No hay nada mas, sólo
tengo el presente, mi presente, y aunque tenga miedo y llore mas a menudo, sé que reconduciré mi vida poco a poco y seré mas feliz,  desde que amanece hasta que anochece. Día a día, nada mas.


domingo, 18 de septiembre de 2016

EL DIA DE MAÑANA

Mañana sé que no será un día como otro cualquiera. Bueno creo que desde el año 2012 no he tenido un día normal, siempre me ha parecido que era un período de mi vida que tenía un principio y un final, que tardaba en llegar, acompañado de dolor y sufrimiento...pero terminaría, volvería a mi rutina de trabajo, aunque ya fuera otra persona, pero seguiría como todo el mundo sigue el curso de su vida.
Mañana, no será como otro día cualquiera. No, mañana constataré que tengo un enfermedad incurable, que ha trastocado mis proyectos, mi estar en este mundo y aunque luche duramente cada día con ahínco, fuerza y esperanza, es ella la que determinará el rumbo de mi vida y también he de decirlo, el de mi propia existencia. 
Mañana no será como otro día cualquiera, iré con ese informe que señala algo muy fuerte pero yo estoy sólo pensando que eso supondrá que me den la Incapacidad, dejaré mi trabajo, lo que tanto luché por conseguir, estudié, me esforcé, tenía proyectos de alcanzar metas, me gustaba...mañana terminará porque cuando el médico inspector vea mi informe, desde ese momento sabré que dejaré mi trabajo y entonces  seré consciente de lo que viene en el informe. Me quedare yo y mi cancer avanzando, y cuando lo pienso fríamente me pregunto qué será de mí sin tener ese objetivo que era volver a trabajar, a mi vida normal, cómo me adaptaré a ser una persona con cancer que avanza no  sé con la rapidez, no sé nada...me da miedo saberlo, aunque la gente crea que no tengo miedo, ni sufro, ni lloro, ni digo que la vida es una mierda. Me recuerda a unas frases muy celebres que se pronuncian en la obra de Shakespeare "El mercader de Venecia":

"¿el judío no tiene manos, órganos, dimensiones, sentidos, afectos, pasiones?¿No es alimentado con la misma comida y herido por las mismas arma, víctima de las mismas enfermedades y curado por los mimo medios, no tiene calor en verano y frío en invierno, como el cristiano?¿Si lo pinchan, no sangra? ¿No sé ríe si le hacen cosquillas? ¿Si nos envenenáis no morimos?¿Si nos haces daño, no nos vengaremos?"

¿Qué quiero decir?, simplemente que aunque tenga esta fachada hay dolor sufrimiento, miedo, no quiero que esto me pase, quiero volver atrás, que todo sea un sueño...no quiero ..no quiero...joder odio lo que me pasa, lo odio con todo mi ser, maldito sea el cancer, el dolor, la muerte, maldito todo, ojalá pudiera ahora mismo desaparecer ...si desaparecer, no seguir sufriendo ¿quién sabe lo que me espera? odio mi vida... pero y ¿qué hago?. Morir...bueno quizás no tenga que hacer mucho esfuerzo, por eso la incoherencia es que lo odio todo porque no quiero morir. Cuando no se sabe que se va a morir, es fácil pensar en morir (ya lo he vivido, todo pasamos por esa etapa), pero cuando llama la jodida a tu puerta, no le abres, cierras bien fuerte, haces silencio que no sepas que estas...no, no quiero que entre en mi casa...pero ya entró. Ahora a jugar al escondite...espero que se canse y me deje tranquila pero me voy a esconder, que le va a costar mucho tiempo encontrarme.
Mañana no será un día cualquiera, pero lo intentaré. Iré a mis citas, la Inspección y inmediatamente al hospital, el fin y mi vida desde ahora. Poco a poco, buscaré cosas que hacer, leeré, seguiré con los blogs, dibujaré (si mejora el cuello),...la vida sigue y no voy a perder un minuto llorando. No se cuanto será, me da igual, pero no me voy a quedar en mi sillón llorando...sí, lo que más deseo es vivir, pues viviré, con lo poco que tengo. Ahí está la cuestión que lo que tenemos es con lo que vivimos, y debemos descubrir lo maravilloso en lo escaso, ver lo positivo en lo negativo, reír , intentar mejorar mi cuerpo en la medida que pueda, todo es posible, y la leve pluma de la esperanza que está en mi corazón, no caerá porque la tengo bien sujeta con mi determinación, el esfuerzo diario por sonreír , hacer felices a los demás, no ser una carga...sólo vivir, nada más y nada menos.
Mañana saldrá el sol, me dará calor y fortaleza para soportar el día duro, podré con el, lo haré con mi sentido del humor, lo haré porque es lo que debo de hacer , cada uno tiene sus quehaceres pues mañana tengo los míos, y allí estaré. Hoy es el primer día del resto de mi vida, siempre es así pero hoy lo es con más razón. 

viernes, 16 de septiembre de 2016

EL PRIMER DIA

El día post...de todo, pues todo ha cambiado. Es verdad, que la forma en la que entiendo y comprendo el mundo en el que estoy, y en el que debo vivir y aceptar no ha cambiado. El trabajo de muchos meses ha dado sus frutos, aceptación , desprendimiento , conocimiento del Yo y búsqueda de la Esencia. Conocer el mindfullness, la relajación basada en el ahora, la meditación centrada, la Atención Plena, me ayudaron a serenar mi mente, y poco a poco a ir centrándome en la vida que estaba llevando. Sin querer pensar en el futuro, la vuelta al trabajo, para mí, no era un proyecto, lo veía como una realidad, simplemente porque aunque no me iba a curar sí llegaría a estabilizarse mi enfermedad. Nunca debemos hacer planes ni siquiera creyendo que no son planes.
Mi cuerpo, tiene una realidad de un cuerpo muy alejada de mi mente. Mis células mutan a una velocidad anormal, y la realidad es que aunque los tratamientos tengan sus efectos, ellas están siendo más rápidas que los años para los que los tratamientos están preparados. Hemos de aceptarlo, y sobre todo vivir con ello, lo que conlleva, estar siempre dispuesta a someterme a todas las pruebas y tratamientos...en eso no habrá final.
Anoche no dormi, tuve mucho dolor de huesos, la tensión de todo el día, haber pasado tantas horas en el hospital y la quimioterapia con una nueva medicación, por mucha pastilla que me tomara, fue imposible conseguir el sueño. No pensaba en nada, ni en mi enfermedad, ni qué sería de mí, sólo en mi dolor. Es curioso el dolor fue el bálsamo de mi dolor. Siempre incongruencias.
Hoy he descansado, he dado la noticia a algunos y he ido haciéndome a la idea de no volver a trabajar...esto me cuesta tanto. Me encantaba mi trabajo, no sólo el hecho de socializarme, sino el de trabajar en sí, y cuando más difícil era el problema, más me crecía ... me encantan las dificultades, quizás por eso sea una batalladora, soy una guerrera nata, en todo.
Seguiré con lo que hago, espero mejorar mi columna y cuello y poder dibujar, y si quizás me pongo mejor poder terminar mi casa de muñecas. Sí, tengo mis proyectos...mis pequeños proyectos del día a día.
Un día mas, normal, brillante por el sol que ha calentado literalmente mis huesos cansados y doloridos. La luz ha llenado mi alma, me ha dado fuerzas y creo que este nuevo cambio es un nuevo desafío, que asumiré como todo lo he asumido con entereza, fortaleza y decisión.
Mañana volvera a salir mi Sol, el dará fulgor a mi brillante armadura y como cual Juana de Arco (sin morir en la hoguera naturalmente), llevaré esta batalla en cualquier campo hasta cualquier rincón de mi alma y de mi cuerpo, permaneceré siendo como soy, Olivia, nadie podrá quitarme mi esencia, ni nada disminuirá mi entereza hoy, mañana...y siempre , pase lo que tenga que pasar. Seguimos, una nueva senda, un nuevo compromiso, la misma lucha.


jueves, 15 de septiembre de 2016

CAMBIO

Hay días en la vida de cada uno que supone un antes o un después. Sin dudarlo no olvidaré marzo de 2012 cuando me diagnosticaron Cancer de Mama. Fue un duro golpe, pero estaba tan segura de que lo iba a superar, al fin y al cabo tenía la idea de que prácticamente era ya una enfermedad crónica. El  sufrir el duro tratamiento lo consideré como un paso necesario para una futura curación y un final feliz. Terminada la quimioterapia el 12/07/2014 (lo tengo grabado en mi reloj ), vino un calvario que se debía más a la aceptación de la nueva situación física y social en la que me encontraba que la suposición de que la enfermedad fuera algo que pudiera volver, me autoconvencía de que a pesar de que todo mi vida se había venido abajo, tenía la oportunidad de aprender el valor de las cosas y sobre todo había superado, con nota, una prueba enorme. A veces pasaba por mi mente que pudiera volver, pero eran pensamientos que ni, en el fondo, yo misma me los creía.
Que en mayo de 2015 me diagnosticaran que sufría de metástasis en hueso y pulmón, fue otro duro golpe, pero seguía teniendo la seguridad de que saldría de esta, que hoy día había muchos avances y más en mi tipo de cáncer. Volví a la quimioterapia con más fuerza que la primera vez y mas determinación y con la seguridad que sería otro bache y que lo superaría porque tengo una confianza muy grande en mi fuerza de voluntad. Es más estaba segura que volvería a mi trabajo y lo tenia como una finalidad, como la medalla al esfuerzo y la lucha por superar este segundo golpe.
Hoy nos hemos encontrado con otro tercer golpe, los análisis muestran una progresión de la enfermedad no determinada, que junto a una disminución de mis capacidades físicas suponen que el querido cáncer ha vuelto. No lo sé, me han puesto varias pruebas, han vuelto a ponerme la medicación que ayuda a las metástasis óseas, y lo peor, me han dicho que debo dejar de trabajar. Eso sí ha sido el duro golpe, pues tantos años por conseguir llegar a donde he llegado, los planes que tenía...todo se ha ido. No he recibido mi medalla, tengo la sensación que he perdido la batalla...o no.
Nos haremos las pruebas pertinentes, no sé lo que saldrá, no importa, seguiremos allí poniéndonos todo lo que haya que ponerse y teniendo la voluntad y la fuerza mental de que todo es posible. Modificaré mis prioridades, aunque supongo que no habrá mucho cambio en ello, porque ya las tengo claras desde hace tiempo...Vivir.
Un día más diferente, de esos que los vives como sonámbula, te lleva la inercia y actúas como una autómata. No soy consciente de lo que me está pasando, pienso que voy a despertar y todo será un mal sueño y volveré antes de 2012 cuando viajaba y era otra. Pero tampoco me gustaría porque hoy soy otra persona, mejor, mas atenta a la vida y a lo que tiene valor. He descubierto el mundo, y lo miro de otra manera diferente. Todo ha cambiado, pero seguiremos esperando el sol de la mañana, que caliente mi alma y mi espíritu, que me dé fuerzas para cada día y los días que me quedan por vivir en plenitud. El presente es mi reino, el pasado me ha formado y el futuro...el futuro no es de nadie.
Vivir es aprender a vivir gozosamente en cualquier circunstancia. Seguiremos viviendo , seguiremos en mi montaña rusa de emociones y dolores...pero seguiremos, en eso no tengo duda. 

martes, 13 de septiembre de 2016

LA REALIDAD DUELE

Hoy puse una frase en mi muro de Facebook que dice "Hay días en los que la realidad duele". Es una verdad, ser fuerte crea la sensación de que una puede con todo, pero  a veces es imposible o simplemente no puedes más. En esa frases algunas que estamos en esta lucha hemos expresado el hartazgo de este sufrimiento que sentimos infinito...por lo menos hoy. Te das cuanta de que te quejas pero otras están luchando en ua situación todavía más difícil, y seguimos intentando tener una sonrisa, una broma, el deseo de encontrarnos...pero la realidad duele, y nos gustaría desaparecer y borrar todo. Pero tampoco podemos porque estamos unidos a los que nos quieren, que sufren con nosotros, que desean incluso más que nosotros la recuperación o la mejoría . Es todo un disparate y entiendo esa desesperacion que surgen en las palabras de las compañeras...la realidad duele y la vida a veces, es un asco.
Estoy nerviosa, intranquila porque esta semana y el lunes toda mi vida puede dar un giro. El jueves deberé enfrentarme a la doctora de que su tratamiento no me está haciendo ningún bien, y lo más incoherente de todo es que no tiene nada que ver con el Cancer . No me deja mejorar porque no sé de qué tiene miedo...y si algo puede ocurrir me da igual si consigo cierta calidad de vida.
Y el lunes mi visita a la Inspección Médica, no quiero perder la oportunidad de volver a mi trabajo. Muchos años de estudio, el tesón de conseguir mi plaza, disfruto con mi trabajo, me socializo y soy feliz...pero no sé qué va a ocurrir. Esta semana mi vida puede dar un giro y si duda la opción de que me dejen sin la posibilidad de volver al trabajo para mí va a ser muy duro, difícil...pero por ahora tampoco estoy en condiciones ...pero la realidad duele.
Quizás esto pueda parecer una tontería teniendo lo que tengo, pero he asumido que yo soy algo más que mi enfermedad y por tanto me veo como Olivia, y que me quiten algo esencial para mí , me resulta doloroso. Puede que me esté adelantando a los acontecimientos pero me veo más indefensa ...pero la realidad duele y la vida a veces es un asco.
Por otra parte hoy he tenido una tarde agradable charlando con una amiga de mi infancia y adolescencia que siempre tuvimos algo en común, reírnos de la vida. Eso es lo que me ayuda ahora el poder superar ( o intentarlo) y tener cierto sentido del humor ante todo lo que me está sucediendo.... aunque la realidad duela.
Un día más lleno de contradicciones, si algo he de sacar del día de hoy,  es que hay mucho dolor pero soportado  con una grandeza y una fortaleza enorme...aunque a veces la realidad nos duela y no podamos cargar más con lo que nos sucede. Cada persona vive esto de una manera, hay situaciones muy diferentes, pero todas amamos la vida por encima de todo y creo que ese debe ser el objetivo. La vida es el camino, crecer en él, desprendernos de lo que no necesitamos, buscamos la Esencia y sobre todo estamos llenas de Luz, y eso es un don que tenemos que valorar. Será difícil cuando te ves dentro de un pozo oscuro, no ves salida, difícil si el dolor te incapacita , difícil si ves que ya no eres la que eras pero en tu mente sigues siendo. Hay muchas dificultades, pero hay gente que toca la mortalidad y sigue dando su apoyo y sonríe cada día . Si conozco mujeres que ahora mismo están luchando  hasta el último aliento y no dejan de sonreír y animar. Eso es grande , hermoso y muestra la grandeza de algunos seres humanos. Eso es Vida, lo que hacemos ahora estemos enfermos o sanos, vivamos o toquemos suavemente la Parca. Vivimos y por tanto seguimos caminando, creando sendas y ayudando a la gente a recorrer este duro camino, juntos es más fácil. 
Mañana saldrá el Sol, pues siempre sale, y aunque este oscuro recordar que siempre hay una mano amiga que ayude a salir y podamos contemplar lo maravillosos que ofrece el día. Todas seguimos caminando.

jueves, 8 de septiembre de 2016

¿HASTA CUÁNDO?

O mejor sería  hasta cuánto puede aguantar un cuerpo el dolor, el cansancio, la incertidumbre de no saber sí existirá el alivio o quizás este es el camino a lo inevitable. Vivimos en una duda eterna, pues siempre desconocemos por qué ocurrieron determinadas cosa, por qué nos ocurren cosas ahora , y sobre todo cuestionamos lo que está por llegar...de lo que no conocemos dudamos. Por tanto siempre estamos en la duda existencial. 
Construir una manera de ver la vida, de comprender o mejor dicho de valorar en su justa medida cómo funcionan los ejes que mueven nuestras circunstancia, puede aliviar la duda o dejarla escondida en lo más recóndito del alma. Da igual, cuando el cansancio llega, las fuerzas no te responden, el dolor nubla tu consciencia y vez el pozo... ese pozo que todos vemos alguna vez en nuestra vida, otros lo contemplamos continuamente si bajamos la vista, allí moramos en el filo de ese agujero que puede en un segundo tragarse todo lo construido como un terrible huracán dejando baldío el espíritu...en un segundo.
Hoy no es un buen día, tantas entradas hechas de este sube y baja interminable y que a veces hasta cansa contar una y otra vez, pues todos tienen sufrimientos y el mío es uno más como el valor de la tierra en el Universo. Mucho dolor...o poco...o nada... llega un momento que vives tanto en él que has perdido la medida de lo que es ya insoportable. Gritar de dolor cuando te acuestas, despertarte por mover inconscientemente el cuerpo, acercarte un simple vaso de agua...llevo así días y días y lo vivo como si fuera algo más comer , dormir, dolor...¿es eso vivir?. Hoy me he dado cuenta que desde el 2012 no recuerdo haber estado sin dolor...¿es eso vivir?
Hoy no es un buen día , pero cuándo lo es. Bueno la vida sigue, la maquinaria de la vida sigue su curso, y aquí seguimos. Algo hemos aprendido, que con todo se puede. Que esto ya lo he vivido y de ello he aprendido que puedo con esto...¿hasta cuándo?
Un día más, difícil, pero es una piedra en un camino de guijarros, simplemente ponerme unos zapatos  fuertes  que aguante el sentir de las piedras y poder seguir caminando... no hay paradas, sólo para reflexionar, coger aire y saber que así es el camino. Debemos avanzar con lo aprendido.
Mañana será diferente, de todo lo pasado he aprendido que mi fortaleza es grande y poderosa, aunque tenga sus momentos de duelo; que la Vida es un valor en sí misma, que la felicidad son momentos ... que  nada es infinito...ni siquiera el sufrimiento. Mi enfermedad es un valor porque he aprendido mucho, llevo las señales de una enseñanza basada en el dolor pero también en el conocimiento de lo que soy. Nada me ha enseñado más que este turbulento camino, y seguiré atenta porque cuanto más ando, más de las cosas mundanas me desprendo, y sólo queda en mí viviendo la Esencia que poco a poco va fluyendo. El camino es el resultado. La vida es un regalo ...¿qué más puedo esperar? Seguir enriqueciendo mi vida , abriendo mi alma, y siendo feliz . Nada más ...quizás algún alivio momentáneo del dolor..pero bueno lo recibido es más de lo sufrido. Mañana esperare al brillante sol que me da Vida y sonreiré que un día más puedo contemplar la luz del día.

lunes, 5 de septiembre de 2016

NADA

Hoy estoy muy cansada, pero que muy cansada. Intento que no me afecte pero no hay nada que no me duela en este momento.
He ido al fisioterapeuta. La oncóloga me lo ha prohibido, pero ella no me ve como cada día, con  este insufrible dolor de cervicales, que me lleva a sostenerme con las manos continuamente la cabeza. La cuestión es que no tengo musculatura en toda la zona del cuello, de ahí de soportar el peso de la cabeza, que a su vez ha creado imposibilidad de movimiento. Una pescadilla que se muerde la cola, pero que me está dejando cada día más incapacitada. Y encima esta montaña rusa de dolor y bajones de ánimos, y esa tendencia de que nada ocurre, pero todo ocurre.
Respecto a la pierna, las cosas no son mejores ...o si. No se ha a atrevido a tocarme, pues he tenido metástasis en el trocánter mayor. O está inflamado y produce un pinzamiento, lo positivo, o es un fallo neuronal, propio del tratamiento que hasta ahora sólo me ha afectado a los dedos. 
Es lo que llamamos un día para dormir. La primera vez que tuve cancer lo hacía a menudo, el dolor insoportable lo soportaba durmiendo es decir drogándome y durmiendo día tras día, ademas como  la quimio me quemo el esófago y no tenia sabor, comía livianamente a base de puré y líquidos. Despertaba, comía y a dormir.  Pase mi enfermedad básicamente con Morfeo por eso el siempre me acuna todas las noches, soy su niña.
Esta vez al coger la rienda de mis circunstancias, que son peores, pero no tan dolorosas como la otra vez, pues no tomo pastillas y claro el sueño ya no es la solución. La solución está en la mente. Desde que me levanto hasta que me acuesto trabajo mi fortaleza mental, haciendo cosas, proyectos que sólo son para mí...pero qué importa, es la acción de la mente, la fortaleza de seguir adelante y a pesar de la debilidad física, el gran handicap de mi vida, no rendirme.
Hoy me he alegrado al tener noticias de una compañera de lucha que a pesar de que le han dicho que es ya difícil ella no pierde la sonrisa y ha vuelto a saludar y sonreír, aceptar la nueva situación y aunque parezca imposible, no hay nada mas imposible e incongruente que tener cancer y seguir sonriendo. Sonreír y luchar es lo eterno, lo que nos caracteriza y eso quiero ser...aunque también tendré mis momentos...es mi derecho.
La vida es dura, no sólo la mía pero debemos sobreponernos a ella, porque tenemos que seguir adelante porque se lo debemos a los que nos dieron la vida aunque ya no estén entre nosotros, se lo debemos a los que están junto a nosotros y sobretodo me lo debo a mí misma, porque soy importante en mi mundo, pequeño pero Soy y existo y por tanto cada día que me levante lucharé contra el desánimo, contra el dolor, el pesimismo...luchare siempre incluso cuando diga hasta aquí he llegado. Se llama supervivencia.
Un día más, caluroso y doloroso, pero esperanzador. Tanto dolor lo veo como positivo, mi cuerpo me duele y lo veo con más movilidad. Además la semana que viene delante de la doctora cogeré de nuevo las riendas y le diré que hasta aquí he llegado o mejora mi calidad de vida o busco otra salida. Estoy muy harta, son muchos meses y se acabó.
Mañana volverá el calor, estaré mas descansada y mejor, saldré a esa batalla de la Vida, interminable y cansada pero satisfactoria porque, ves que hay en mí una luz diferente, que la vida tiene un valor superior y que me encanta estar aquí, ser feliz en mis sorbos de felicidad. Cada día mayor esencia, mayor enseñanza, soy una buena alumna de la Vida. Seguiré siendo aplicada. Me alegro de sentir tu sonrisa de nuevo, es nuestra mejor arma.


viernes, 2 de septiembre de 2016

SONRISA FALSA

A veces, siento (creo que ya lo he dicho anteriormente ) que hay mucha sensación de "hipocresía", o de querer demostrar lo que no es. No lo sé, es verdad. Siento que soy positiva, que me gusta la risa, que me río hasta de mi propia sombra, orgullosa de mi fuerza vital, pero ¿es todo esto verdad o sólo es una imagen que quiero dar?.  No lo sé, es verdad.
Llevo...uff no sé cuánto tiempo con dolor de espalda, a veces menos, lo que me llena de esperanza...otras veces más...lo que me inspira determinación. Ahora bien cuando se alarga en el tiempo, todo lo construido empieza a desmoronarse, se caen los cimientos que sostienen mi fuerza vital, me siento cansada y veo venir lentamente la desesperación que va llenando lentamente mis espíritu y lo peor hasta llenar mi alma de angustia.
Tengo malos recuerdos de la época en la que me encontré en ésta situación, y es mejor no recordar. El terrible diagnóstico me llenó de fuerza y espíritu de superación. Ahora no veo nada, supongo que es el cansancio del dolor que se acumula y te va lentamente aplastando, dejando de ser una misma. El cuerpo supera a la mente y eso es malo...muy malo para quienes estamos en este lado de la linea. Ahora nada me importa, nada, es como si todo resbalara por mi cuerpo y en vez de verlo como algo positivo veo que es dejadez de mí misma. Sí han sido unos malos días, para cuándo los buenos.
Este blog siempre lo he considerado mi pequeña sección de psicoanálisis, y me ha resultado positivo. Leí una vez lo bueno que resultaba para los enfermos contar sus cuitas. Pues estas son.
Un día más, doloroso, he querido que pasara pronto, pero el tiempo tiene su tiempo. Mañana saldrá de nuevo el Sol, y estaré esperando su señal que caliente mi alma y me dé la luz necesaria para seguir adelante por los míos y por mí. Estos días necesito más mi brillante armadura que reluce con el sol eterno y permanente pues ni la noche ni la oscuridad impiden la luz de la esperanza que anida en mi alma. Sí, aquí sigo, dolor maldito, voy por ti y te haré añicos... o simplemente seguiremos conviviendo en equilibrada armonía. Sigo buscando la esencia y el desprendimiento y al final quedaremos tu, dolor y yo esencia , mente y luz. No soy religiosa, pero creo que tienes las de perder.
Seguimos adelante, hoy he aprendido que se puede con todo... la supervivencia es lo más básico de la vida y permite una lucha inagotable. Sí, inagotable.